fbpx
Close

Las ideas multicolores y las marcas

Desde hace tiempo que las marcas comprenden que tienen algo para decir. Las marcas representan negocios, y sabernos que estos no están solo para ofrecer productos o servicios.

Hoy, más que nunca, las marcas tienen algo para decir. Eso que van a decir tiene que estar conectado con su propósito de existencia. Y las personas van a conectar con esos valores ligados al propósito de esa empresa. Lo que seduce de las grandes empresas es su propósito, no su “poderosa marca”.

Cada marca va a representar unos valores. Es bueno definir que estos valores estén claros y alineados al propósito de la empresa.

Hoy vemos muchas marcas que tratan de congraciarse con una tendencia. Creo que las marcas también juegan a la demagogia y al populismo. Muchas marcas han decidido sumarse a la ola feminista global, por ejemplo. Otras tantas apoyan las ideas progresistas como las que presentan muchos grupos LGBT. Algo totalmente respetable.

«Muchas marcas juegan a vender conceptos que no está dentro de los valores del negocio.»

Ahora, resulta que muchas de las campañas publicitarias de las grandes empresas están llevadas adelante con esta idea de que esto es “progresista” y ”cool”. En muchas agencias le han dado el visto bueno a esto y ahí el punto de que muchos no sepan bien lo que van a hacer.

Muchos dueños de negocios y muchas personas que llevan adelante grandes campañas publicitarias no condicen con estas ideas progresistas pero saben que hoy “vende” poner un acting “feminista” en un video publicitario.

El sistema mediático le ha abierto las puertas a las ideas progresistas y hoy parece que si el logo de tu negocio tiene un fondo multicolor presentás tu negocio como “tolerante”, “pacifista” y benevolente aunque tengas un pésimo servicio de atención al cliente.

Que muchas marcas pongan su logo con un diseño multicolor en sus redes sociales, puede percibirse también como un acto de corrección corporativa y demagogia.

Hay algo que no se puede negar y es que las personas respetamos a aquellos que son congruentes y honestos con lo que creen. Pero en esta maquinaria publicitaria pareciese que hay que hacer todo lo que “vende” o lo que se ve como progresista y cool.

La maquinaria de Hollygood, por ejemplo, es pionera en seguir las “tendencias” que infla el sistema mediático. Por eso las películas de la industria están teñidas de feminismo y otras ideas que hoy parecen tener buena “recepción”.

Algunas de las redes sociales más simpáticas de Sillicom Valley han adherido sus algoritmos a promocionar las ideas progresistas. Claro que esto sucede porque ayuda a generar más interacción en esas plataformas.

Si tus ideas son esas, que bueno, totalmente respetable. Si te arrastra la corriente de hacer lo que hoy es comercial, creo que nos estamos engañando a nosotros mismo. Nada peor que querer mostrar algo que no somos. Las marcas representan negocios que tienen que ganar dinero, pero si para lograr ese objetivo tenemos que “vender” lo que sea a como dé lugar, estamos siendo deshonestos con las personas que siguen nuestra marca.

Las personas conectan con marcas que sean congruentes en lo que creen, lo que dicen y lo que hacen.

 

Omar Sarmiento

 

 

 

 

 

Related Posts